Portrait Of An American Family

Anúnciate aqui

El debut de Manson

Si me pidieran confeccionar una lista con los mejores y más sorprendentes debuts de la década de los 90, sin duda 'Portrait of an american family' ocuparía un puesto notorio en dicha lista.
Y es que Marilyn Manson no pudo haber tenido una mejor carta de presentación para darse a conocer.
Con Trent Reznor en la producción (anectoda porteril: se comenta que Reznor no dio todo lo que podía haber dado como productor para que MM no le hiciesen sombra), unas composiciones arrolladoras y unas ganas de comerse el mundo descomunales, 'Portrait of an american family' se editó en 1994 como avanzadilla de un proyecto que, un par de años después, pondría el mundo musical patas arriba.

Una siniestra introducción en la que Manson encarna el papel de un Willy Wonka de pesadilla, da paso a las contundentes percusiones de 'Cake and Sodomy', y ya no hay marcha atrás: uno se ve sumergido en un retorcido mundo de riffs monstruosos, teclados extravagantes y voces de ultratumba.

Musicalmente la banda se sirve del metal industrial para desarrollar sus propias ideas, dando lugar a un extraño estilo que se mueve entre lo alternativo, y lo más brutalmente metálico, todo ello envuelto en un mar ensangrentado de desquiciantes loops, secuencias y samplers. El sonido es pretendidamente siniestro y oscuro, abrasivo y cortante, transmitiendo al oyente un creciente sentimiento de incomodidad e inseguridad, como estar en manos de un psicópata peligroso.

Líricamente es donde la banda realmente echa el resto: letras agresivas, explícitas e hirientes, siempre en torno a, como el título bien indica, la América más profunda, cerril y redneck. Esa de telepredicadores, fervor ultraconservador y manierismos fascísticos de diversa clase, espléndidamente detallada en puñetazos sonoros como 'Cake and sodomy', 'Get your Gunn', 'Dogma', o la tenebrísima 'Cyclops'.
Pero también hay tiempo para malsanas instrospecciones en la mente del señor Brian Warner, autor de la totalidad de las letras, como la diabólica 'Dope Hat', la retrospectiva 'Lunchbox' o la obsesiva y enfermiza 'Sweet Tooth', sin olvidar la pegadiza 'Wrapped in plastic', una de mis favoritas.
Y mención especial merece 'My Monkey', el himno psicótico definitivo, un desquiciante y perverso artefacto con letra del mismísimo Charles Manson. Oculta bajo su tono infantil y festivo, se esconde una de las composiciones más brillantemente dañinas de la banda, un tema que según el día, puede hipnotizar o irritar. En realidad esto se puede aplicar a todo este carrusel del apocalipsis que supone 'Portrait of an american family'.

'Misery Machine', una frenética carrera hacia la Abadia de Thelema Crowleyana, cierra el disco y abre una herida a perpetuidad: la de la marca dejada por un disco fresquísimo, original, sorprendente y creativo, un trabajo lleno de grandes momentos y perturbadores pasajes hoy en día convertidos ya en clásicos imprescindibles.

Pero lo mejor estaba por llegar...y ahí si que no iba a quedar títere con cabeza.
Comentario de Arless - sábado 17 de octubre de 2009
¿Te gusta este comentario? SI NO

Este comentario no ha sido votado. Sé el primero!

Bienvenido a DiscAffinity Si no nos conoces... te interesará la siguiente información Descubre música y conoce gente con gustos similares
¿Como?

Con las "Almas Gemelas" y siguiendo a otros usuarios

¿Almas Gemelas?

Son usuarios con gustos muy similares a los tuyos! Podrás ver sus puntaciones directamente en cada disco.

¿Qué tengo que hacer?

Sólo tienes que regístrate y empezar a puntuar discos. Cuantos mas discos puntues mas acertada será nuestra recomendación.

¿Sólo puedo puntuar discos?

En absoluto, escribe comentarios, sigue a otros usuarios, crea tus propias listas de discos, consulta nuestros fabulosos rankings, lee interesantisimas noticias y comparte en Facebook y Twitter lo que mas te gusta. Incluso puedes colaborar con el proyecto incorporando los discos que eches en falta.

Cerrar