El Circo De La Tierra

Anúnciate aqui

El infierno está lleno de aficionados a la música. George Bernard Shaw

Hace unos días cayó entre mis manos el disco El circo de la tierra de la banda castellonense Dry River, y me veo obligado a decir que ya era hora. Sí, ya era hora; ya era hora de que alguien pariese un álbum así en España.
Las razones por las que afirmo tan taxativamente estas palabras son simples, y no nos engañemos, señores, el metal progresivo en este país se ha compuesto esencialmente de torpes intentonas que acababan aburriendo más que un relato de Abe Simpson, discos de mierda que evidenciaban que todavía no eramos capaces de masticar las influencias necesarias como para cascarnos algo decente. Pero esos días han acabado, queridos drugos, en estos escalofriantemente malos tiempos donde admitir que uno sigue siendo un hermano del metal progresivo equivale a un seppuku social, Dry River se alzan como una banda a la que merece la pena no perder el rastro, en serio, nazis.
En esencia el problema es este: si haces canciones divertidas es que compones como un simio lobotomizado y viceversa. Es decir, o tus temas molan pero no eres capaz de ejecutar composiciones de alto nivel técnico, o eres como el puto Yngwie-soy un coñazo-Malmsteen. Esa era mi obsesión neurótica hasta que, casualmente, di con el disco de estos muchachotes castellonenses el otro día, y mi entusiasmo es tal que estoy escribiendo esto para informarles de que DEBEN correr a sus tiendas (o a spotify, ya saben) a por El circo de la tierra antes de que sus cerebros se licúen del todo. En esencia es lo que promete, metal progresivo cantado en español: solos técnicos, estribillos épicos, baladitas rock, compases desmadrados y todas esas cosas que tanto nos gustan. Pero la principal diferencia con respecto al resto del material que, historicamente, ha pasado por mis manos es que este disco no sólo no es un coñazo, sino que ejecutan un ejercicio de fusión musical digno de aplauso, donde puedes percibir el previsible rastro de Dream Theater mezclado con coros a lo Queen, latin jazz bueno bueno, tango sexy, funk maltratador, ¡y juraría que algún fragmento me ha recordado a Mr Bungle! Además de ser un sonido innovador también se agradece que el grupo no rezume pretensión por los poros, al abrir el libreto te topas con sus miembros vestidos como si fuesen los outsiders del Ringling Bros (especial atención a la mujer barbuda, me he enamorado), bello recuerdo de aquellos circos que tanto odia PETA y parte de la retórica metafórica de índole social izquierdista que practica el grupo.
En definitiva, este disco es el mejor del año, mejor que el coñazo de Jorge Salán, el de Opeth y Nightwish juntos, por no hablar de los truños infumables, como Lulu, Burdel King o Leo037 que nos ha dejado el 2011.
Quiero más, sacad otro disco, hacedlo u os mataré.
Atentamente,
Sargento Rock Papúa
Comentario de Ozelui - domingo 8 de enero de 2012
¿Te gusta este comentario? SI NO

Este comentario no ha sido votado. Sé el primero!

10/10

Bienvenido a DiscAffinity Si no nos conoces... te interesará la siguiente información Descubre música y conoce gente con gustos similares
¿Como?

Con las "Almas Gemelas" y siguiendo a otros usuarios

¿Almas Gemelas?

Son usuarios con gustos muy similares a los tuyos! Podrás ver sus puntaciones directamente en cada disco.

¿Qué tengo que hacer?

Sólo tienes que regístrate y empezar a puntuar discos. Cuantos mas discos puntues mas acertada será nuestra recomendación.

¿Sólo puedo puntuar discos?

En absoluto, escribe comentarios, sigue a otros usuarios, crea tus propias listas de discos, consulta nuestros fabulosos rankings, lee interesantisimas noticias y comparte en Facebook y Twitter lo que mas te gusta. Incluso puedes colaborar con el proyecto incorporando los discos que eches en falta.

Cerrar