Back To Basics

Anúnciate aqui

Enriquecedor pero irregular tercer disco de la cantante

Si hay algo de lo que pueda presumir Christina Aguilera es de contar con una discografía de lo más heterogénea: empezó con temas pop muy noventeros, pasó al pop latino con una revisión en español de su disco debut, ahondó en la música negra y coqueteó con el hip-hop en el aclamado "Stripped", se acercó a sonidos clásicos de los años 30 y 40 en este "Back To Basics" y, finalmente, en 2010 se rindió al electropop con el irregular "Bionic". Así pues, es obvio que la artista está siempre en constante evolución, arriesgándose con estilos de lo más variados y probando nuevos sonidos, sin renunciar jamás a su sello personal en sus canciones.
Es precisamente esta fidelidad a sí misma y su propio estilo lo que hace que este "Back To Basics" no cuaje como debería. En este tercer trabajo de estudio (tercero si excluimos discos de demos, navideños y demás) la cantante se atreve con estilos más clásicos como el jazz, el soul o el R&B, sonidos de la vieja escuela que enriquecen su discografía, pero que no son tratados excesivamente a fondo resultando un disco algo irregular y fallido.
El álbum se divide en dos discos, con un total de 22 canciones y una duración cercana a 80 minutos, algo excesivo para todo aquel poco acostumbrado a discos tan largos. El problema está, más que en el desmesurado número, en la mala distribución de los temas: todos los mejores están concentrados en el disco segundo (nueve en total), mientras que en el primero apenas despuntan tres o cuatro. Desechando unas siete u ocho canciones de relleno del primer disco y distribuyendo las restantes del mismo y todas las del segundo en un disco común el resultado habría sido más equilibrado y destacable.
La voz de Christina sorprende en estos registros, bien mostrándose sensual y sugerente cual Marilyn Monroe ("Nasty Naughty Boy", "Candyman"), bien sacando a relucir su enorme fuerza vocal en baladas tan dramáticas como lacrimógenas y emocionantes (ahí queda la excelente "Hurt", de lo mejorcito de este trabajo). Otros temas destacables son el single "Ain't No Other Man" (con aroma a cabaret y el moulin rouge), la jazzera "I Got Trouble", la obertura del segundo CD "Enter The Circus" o la balada "Oh Mother". En contra, sobran tracks más hip-hoperos como "Slow Down Baby" o "Makes Me Wanna Pray" y sobre todo ese esperpento que cierra el primer disco con dedicatorias a los fans y pseudo-referencias al trillado "Genie In A Bottle", que no pinta nada en este tercer álbum.
Christina Aguilera bebe de los estilos clásicos y el sonido Motown para grabar un tercer disco interesante pero que con una mejor organización de canciones y mayor pureza de sonido podría haber resultado estupendo. Eso sí, su carátula inspirada en la de los viejos clásicos del jazz y soul de los años 50 y 60 y sus fotos a lo femme fatale del libreto encajan a la perfección con este concepto diferente que permite a la artista avanzar y enriquecer su carrera. Interesante.
Comentario de simbad_7th_voyage - sábado 16 de junio de 2012
¿Te gusta este comentario? SI NO Le ha gustado a 1 de 2 honguita
Bienvenido a DiscAffinity Si no nos conoces... te interesará la siguiente información Descubre música y conoce gente con gustos similares
¿Como?

Con las "Almas Gemelas" y siguiendo a otros usuarios

¿Almas Gemelas?

Son usuarios con gustos muy similares a los tuyos! Podrás ver sus puntaciones directamente en cada disco.

¿Qué tengo que hacer?

Sólo tienes que regístrate y empezar a puntuar discos. Cuantos mas discos puntues mas acertada será nuestra recomendación.

¿Sólo puedo puntuar discos?

En absoluto, escribe comentarios, sigue a otros usuarios, crea tus propias listas de discos, consulta nuestros fabulosos rankings, lee interesantisimas noticias y comparte en Facebook y Twitter lo que mas te gusta. Incluso puedes colaborar con el proyecto incorporando los discos que eches en falta.

Cerrar