The Fire In Out Throats Will Beckon The Thaw

Anúnciate aqui

Fuego llamando al deshielo musical

Dicen que siempre es más difícil el segundo que el primero, por aquello de la consolidación. También se dice que ahí es donde se demuestra la grandeza de alguien o algo. En ese caso, sólo queda confirmar que Pelican es uno de los grupos del futuro, una muestra clarividente de cómo debe ser el Metal actual. Moderno, espontáneo, enrevesado, elegante, imprevisible; así suena Pelican. Tras aquel genial "Australasia", en esta ocasión optaron por un tono más melódico, sureño y con notoria presencia acústica; siguiendo un patrón relativamente definido, consistente en temas largos, cadentes y con tendencia progresiva (en sentido literal y figurado). Aspecto que no es óbice para que cada canción sea un mundo distinto; un medio continuo en el que tan pronto aparecen unos delicados punteos como un torrente atronador al más puro Sludge, llegando a coqueteos con el Drone incluso.

Abre el disco 'Last Day Of Winter', ejemplo de dicha fusión musical. Un tema rodeado por un halo muy nostálgico, y con machacones momentos de protagonismo para bajo y batería. Ideal para abrir el fuego, por su solidez y no excesiva complejidad. 'Autumn Into Summer' se presenta a través de un comienzo absolutamente rompedor, y no por su fuerza o potencia. Es increíble lo mucho que logran transmitir estos chicos con cada riff y distorsión. Llegado su ecuador, se endurece paulatinamente, ganando en densidad y contundencia, para alcanzar un glorioso cénit durante sus dos últimos minutos. Le sigue 'March Into The Sea', quizá el corte más metalero y duro del disco. Desde sus inicios goza de unas guitarras graves y pesadas, amén de servir para el deleite de Larry Herweg a las baquetas, ofreciendo un recital repleto de caos y enredo. El cuarto tema (), enteramente acústico, supone un sosegado e íntimo descanso antes de reanudar de nuevo la marcha. De lo cual se encarga 'Red Ran Amber', volviendo a poner las cosas en su sitio. Inicio tremendamente chirriante y estridente, que da paso a una sucesión de riffs que, tras un origen poderosísimo, se diluyen paulatinamente hasta convertirse en finos arpegios. La penúltima canción, 'Aurora Borealis', es sorprendentemente suave, bonita y triste. Ciertamente desentona con el concepto general del álbum, pero no deja de ser una pieza de lo más estimable por ello. Llega el final con 'Sirius', que empieza con un sensacional bajo marcando la pauta. Su evolución es especialmente admirable, ganando en espesor y consistencia de una manera tan sutil y lenta que prácticamente resulta inapreciable, hasta que, ya agonizando, la vorágine musical así creada te subyuga por completo.

Sólo queda congratularse por la existencia de propuestas como estas, que aportan un rayo de lucidez y frescura a estos tiempos de tanta mediocridad y monotonía. De todos modos, aún siendo un grupo original y avanzado, el regustillo a grandes bandas como "Cult Of Luna" o "Isis" queda patente en más de una ocasión. Lo cual, dicho sea de paso, no es ningún demérito. Nada más lejos.
Comentario de Latimer - jueves 13 de diciembre de 2007
¿Te gusta este comentario? SI NO Le ha gustado a 1 de 1 Demonaz
Bienvenido a DiscAffinity Si no nos conoces... te interesará la siguiente información Descubre música y conoce gente con gustos similares
¿Como?

Con las "Almas Gemelas" y siguiendo a otros usuarios

¿Almas Gemelas?

Son usuarios con gustos muy similares a los tuyos! Podrás ver sus puntaciones directamente en cada disco.

¿Qué tengo que hacer?

Sólo tienes que regístrate y empezar a puntuar discos. Cuantos mas discos puntues mas acertada será nuestra recomendación.

¿Sólo puedo puntuar discos?

En absoluto, escribe comentarios, sigue a otros usuarios, crea tus propias listas de discos, consulta nuestros fabulosos rankings, lee interesantisimas noticias y comparte en Facebook y Twitter lo que mas te gusta. Incluso puedes colaborar con el proyecto incorporando los discos que eches en falta.

Cerrar