Wish You Were Here

Anúnciate aqui

La quintaesencia de Pink Floyd

Es muy posible que haya una querencia extendida a situar por encima de este LP el psicodélico y revolucionario "Piper at the gates of dawn", el hiperradiado y éxito de ventas masivo "Dark side of the moon" o incluso el claustrofóbico "The Wall"; pero a mi entender, "Wish you were here" es el más floydiano y la más conseguida materialización del sonido espacial relajante, toda ella al servicio del recuerdo del cofundador lisérgico Syd Barret, ya irremisiblemente instalado en la locura y separado de cualquier atisbo de lucidez mental. "Wish you were here" supuso el summum de la guitarra a cuentagotas de Dave Gilmour y el último LP en el que su Fender Stratocaster sonaba por encima de las paranoias existenciales de Roger Waters. Suite de lujo conceptual sin interrupciones formaron el más conseguido viaje espacial de la banda británica, que fue canto de cisne de sus paisajes etéreos diseñados con gusto de terciopelo extraterrestre. Nada volvería a ser igual. Waters se transformaría en un paranoico asqueado de la vida y Gilmour perdería total interés en el grupo, por no hablar de la reducción de Wright y Mason a meros instrumentos al servicio de la megalomanía del bajista.

Con todo, me permito una licencia personal para recomendar esta obra magna: aprovechad para hacer un viaje a Tenerife y poned el LP durante el trayecto La Laguna - Parque Nacional del Teide. No os arrepentiréis. Una de las experiencias más enriquecedoras que he vivido como canario de alma y nacimiento.

Mis tres momentos estelares del LP:

1) "So, so you think you can tell..." La voz quebrada de Gilmour añorando a Syd Barret acompaña los fraseos atemporales de su dulce guitarra acústica y envuelve con maestría esta sencilla obra maestra, una de las bombas más cercanas a un single que los Floyd grabaron en su etapa espacial.

2) El órgano final obsesivo sintetizado de "Welcome to the machine". Monumento de Waters a uno de sus temas recurrentes y favoritos, la alienación mental; y prototipo de "The Wall".

3) La extraordinaria técnica guitarrista de Dave Gilmour en el inicio de "Shine on you crazy diamond, Part One". Ésta sí es una guitarra que a cuentagotas expresa mucho más que cualquiera que esté empeñado en meter millones de notas por segundo para impresionar. Tomad nota de esos fraseos, son tan maestros como la melodía a la que preceden.
Comentario de beatlespock - lunes 24 de enero de 2011
¿Te gusta este comentario? SI NO Le ha gustado a 1 de 1 ralph_wiggum
Bienvenido a DiscAffinity Si no nos conoces... te interesará la siguiente información Descubre música y conoce gente con gustos similares
¿Como?

Con las "Almas Gemelas" y siguiendo a otros usuarios

¿Almas Gemelas?

Son usuarios con gustos muy similares a los tuyos! Podrás ver sus puntaciones directamente en cada disco.

¿Qué tengo que hacer?

Sólo tienes que regístrate y empezar a puntuar discos. Cuantos mas discos puntues mas acertada será nuestra recomendación.

¿Sólo puedo puntuar discos?

En absoluto, escribe comentarios, sigue a otros usuarios, crea tus propias listas de discos, consulta nuestros fabulosos rankings, lee interesantisimas noticias y comparte en Facebook y Twitter lo que mas te gusta. Incluso puedes colaborar con el proyecto incorporando los discos que eches en falta.

Cerrar