Some People Have Real Problems

Anúnciate aqui

Reflexiones de una Sia convencional pero adecuadamente sensible.

"Some People Have Real Problems" es el cuarto disco de la cantante australiana Sia Furler, que últimamente se la conoce más comercialmente por colaboraciones con David Guetta ("Titanium", "She Wolf") o Flo-Rida ("Wild Ones"). Es interesante ver cómo ha ido evolucionando su estilo hasta lo último que ha sacado; el "We Are Born" en el que se presta más a melodías muy poperas y desenfadadas, distanciadas de las que sonaban en su tercer disco, "Colour the Small One" o mismamente en este, con temas más involucrados en su forma de narrar algunas cuestiones no tan personales.

La verdad es que Sia se limita a tratar temas que vayan más allá del amor y el desamor. Comienza con "Little Black Sandals", posiblemente el tema con mayor simbología y el más controvertido que puede abarcar todo el disco, dando alusiones a su oscuro pasado por su adicción a las drogas o incluso referenciando el maltrato de su padre cuando ella era sólo una niña inocente. A parte de eso, pocos temas más hay que no tengan como primera base sus vivencias amorosas; "Lentil" recurre a la nostalgia sobre un perro abandonado muy querido, "Electric Bird" recrea a un hombre reprimido por su propia familia y "Lullaby" se enfoca más en la esperanza y los deseos de cada uno en esta vida (aún haciendo referencia lógica al amor). El resto de los temas hablan de amores y desamores, algunos de mejor manera que otros. "Soon We'll Be Found" alberga esperanza ante una pareja frustrada, intentando luchar ante todo el entorno hostil que les rodea, mientras que "You Have Been Loved" hablaba en forma pasada sobre un amor que tras toda la ira que supuso la ruptura, ahora lo ha perdonado pero lo recuerda tristemente como un hombre al que de verdad quiso y la dejó perder. A parte de los citados, en su forma narrativa destacan "I Go to Sleep", "Playground", "Death by Chocolate" y "Academia", siempre sin contar nada nuevo, pero todo muy bien enternecido. "Cares At the Door" es el tema final perfecto para establecer el propósito conceptual que tiene Sia con este disco.

En el ámbito melódico pierde fuerza si se le compara con su anterior citado disco (a falta de escuchar "OnlySee" y "Healing is Difficult") en donde destacaban los arrolladores violines de "Breathe Me", por ejemplo. Aún así, este disco tiene buena calidad instrumental. Predomina el piano, pero también se distinguen otros instrumentos como en "Electric Bird" con un final épico por sus trompetas o las canciones más rítmicas en donde se nota más la batería y las guitarras acústicas como "Buttons" o "The Girl You Lost to Cocaine".

Es un disco muy sencillo, con pocas pretensiones pero bastante honesto en cuanto a lo que Sia quería contar. Su voz es todo un prodigio y la sabe explotar de sobremanera en cada tema. Es un Pop inocente pero mucho más maduro que el que abarca últimamente. No innova en ningún aspecto del género, lo que conduce a poder englobar a un mayor número de oyentes que la pueden escuchar fácilmente.
Comentario de Joaxooo - domingo 9 de septiembre de 2012
¿Te gusta este comentario? SI NO Le ha gustado a 1 de 1 Theatresowhat
Bienvenido a DiscAffinity Si no nos conoces... te interesará la siguiente información Descubre música y conoce gente con gustos similares
¿Como?

Con las "Almas Gemelas" y siguiendo a otros usuarios

¿Almas Gemelas?

Son usuarios con gustos muy similares a los tuyos! Podrás ver sus puntaciones directamente en cada disco.

¿Qué tengo que hacer?

Sólo tienes que regístrate y empezar a puntuar discos. Cuantos mas discos puntues mas acertada será nuestra recomendación.

¿Sólo puedo puntuar discos?

En absoluto, escribe comentarios, sigue a otros usuarios, crea tus propias listas de discos, consulta nuestros fabulosos rankings, lee interesantisimas noticias y comparte en Facebook y Twitter lo que mas te gusta. Incluso puedes colaborar con el proyecto incorporando los discos que eches en falta.

Cerrar