The Piper At The Gates Of Dawn

Anúnciate aqui

Vamos a saltar al hiperespacio...

¿Es éste Pink Floyd? Pues sí, este fogonazo cegador que parió el genio loco de Syd Barret es, para muchos puristas, el verdadero Pink Floyd. Ése que llamó la atención de los mismísimos Beatles en uno de los estudios de Abbey Road, cuando los fab four estaban devanándose los sesos con Sir George Martin buscando la quintaesencia conceptual. Sydm¡, el eterno "crazy diamond, "the lunatic", tal vez no fue un guitarrista con la técnica de los Clapton, Hendrix o Page, pero se dedicó a parir con igual creatividad cascadas de sonidos con su guitarra lisérgica - con permiso de Roger Mcguinn - , acompañados por un paranoico y portentoso órgano de Rick wright, un bajo metronómico y estetoscópico de un todavía tímido Roger waters al servicio de "The madcap" y un eficiente ritmo sostenido por Nick Mason.

Sí, es evidente que esto también lo encontramos en los LPs que siguieton "A saucerful of secrets", "Atom heart mother" o "Meddle", pero jamás Pink Floyd pudo disfrutar de unas composiciones tan frescas y deliciosas en forma de colección de singles instantáneos como las que parió Syd Barret en dos años de flirteo absoluto con todas las drogas alucinógenas que se le pusieron a su alcance. "Arnold Layne" y "see Emily play", perlas no incluidas en "The Piper", fueron presagios de este esplendoroso LP, singles revolucionarios en su época que siguen asombrando hoy en día y dejan en ejercicios de chavalín los tornados del alquimista Joe Meek; pero es el propio "The piper" como obra entera el que sin duda el que mejor resume la psicodelia británica de cualquier época. Atemporal, inmortal, incapaz de envejecer e incluso me atrevo a decir que en muchos aspectos deja anticuado al Sgt. Pepper". Una afirmación en forma de herejía que hasta los mismísimos Beatles perdonarían.

No es de extrañar que Waters, Rick y Mason se pasasen durante toda la carrera del grupo deseando que Syd estuviese grabando con ellos y no recluido en una cárcel mental en la que sólo cabían pensamientos primitivos. ¿Que por qué le pongo un cuatro y no un cinco de calificación al disco? Porque, a pesar de todo, prefiero la época espacial de Pink Floyd.

Mis tres momentos estelares del disco:

1) Entra el marcianito, después el estallido de la guitarra de Barret y voces monocordes y marcianas empiezan a hablar de sistemas solares para locos. Toda la canción "Astronome domine" es brutal, en especial las armonías asombrosas discordantes de la voz que susurran por encima de la espectacular y caótica guitarra de Barret.

2) La guitarra de "Interestellar Overdrive", cuando simula un electrocardiograma. Jimi Hendrix hacía el amor con su guitarra, Barret la metía en tubos de ensayo continuamente con la idea de provocar explosiones sonoras.

3) La aberración sonora del chiste final, "Bike", marcha circense de vaudeville que acaba en una especie de estanque de patos eléctricos, sólo producto de las mentes más desequilibradas y delirantes.
Comentario de beatlespock - lunes 7 de febrero de 2011
¿Te gusta este comentario? SI NO

Este comentario no ha sido votado. Sé el primero!

Bienvenido a DiscAffinity Si no nos conoces... te interesará la siguiente información Descubre música y conoce gente con gustos similares
¿Como?

Con las "Almas Gemelas" y siguiendo a otros usuarios

¿Almas Gemelas?

Son usuarios con gustos muy similares a los tuyos! Podrás ver sus puntaciones directamente en cada disco.

¿Qué tengo que hacer?

Sólo tienes que regístrate y empezar a puntuar discos. Cuantos mas discos puntues mas acertada será nuestra recomendación.

¿Sólo puedo puntuar discos?

En absoluto, escribe comentarios, sigue a otros usuarios, crea tus propias listas de discos, consulta nuestros fabulosos rankings, lee interesantisimas noticias y comparte en Facebook y Twitter lo que mas te gusta. Incluso puedes colaborar con el proyecto incorporando los discos que eches en falta.

Cerrar